REFORMA DE UNA MASIA EN EL EMPORDÀ

Año: 2006

Lugar: Girona

Superfície: 400 m2


Arquitecto: Jordi Alsina

Colaborador: Carlos Wendt

El edificio, datado de principios de siglo XIX, se encuentra catalogado y en zona protegida, por lo que la actuación de rehabilitación debe respectar las volumetrías originales, ratios de superficie, y otros aspectos, como huecos en fachada, materiales usados, etc.

Se realiza un vaciado completo del interior del edificio original, tirando todos los muros de carga pero respetando las paredes perimetrales de piedra. El nuevo interior diáfano permite libertad de distribución, mientras que la luz de la cubierta se salva con una gran viga de madera de Iroko de 12 metros.
El jardín se presenta como una sucesión de texturas, de lo construido a la vegetal, del edificio al campo: tova catalana – tova con césped – césped – tierra – plantas aromáticas.